Bicicletas Eléctricas Plegables - Todo lo que Tienes que Saber para Comprarte una [2021]

Bicicletas Eléctricas Plegables - Todo lo que Tienes que Saber para Comprarte una [2021]

Estamos actualmente en un momento de cambio, donde las bicicletas eléctricas parece que se van abriendo camino en este mundo tan ajetreado. La bici eléctrica se está haciendo muy popular en muchas ciudades debido a su eficiencia energética, su facilidad de uso (evitas llegar sudando al trabajo) y porque a nivel calidad/precio es de las mejores opciones actuales sin hablar de su sostenibilidad.

Y dentro de las bicis eléctricas, vamos a dedicar este espacio a entender todo lo que hay que saber sobre las plegables. Es evidente que su principal valor es su facilidad de transporte. Ofrecen lo mejor de una bici eléctrica, sumado a la opción de poder plegarse y poder dejarla en cualquier lugar sin que ocupe mucho.

En un mundo donde los vehículos eléctricos ganan terreno a pasos agigantados y las legislaciones parecen beneficiarlos a largo plazo, las bicis están conquistando espacio como el vehículo de referencia tanto en ámbitos deportivos como sobre todo en desplazamientos diarios al centro de la ciudad, al trabajo, a tomar algo con amigos… Está claro que han venido para quedarse, y prueba de ello son países europeos como Bélgica en donde llevan desde 2019 vendiendo más bicicletas eléctricas que tradicionales. Y ya sabemos que lo que triunfa en otros países, a los pocos años lo tenemos triunfando en España.

La legislación de la bici eléctrica

Se ve y se va a ver afectada por las mismas normas que el resto de bicis tradicionales. Es decir, por las ciudades es obligatorio el uso de caso y no así en vías interurbanas o carreteras. Además, no podrás circular por las aceras a menos que se encuentren indicadas específicamente para ello. Y por ende tienen que circular por la calzada como el resto de vehículos. Y ya sabemos que desde el cambio en la limitación de velocidad a 30km/h, la bici eléctrica se ha convertido en el rival perfecto de motos y coches ya que perfectamente alcanzan esa velocidad.

¿Carnet y seguro obligatorio en bici?

Vamos a empezar diciendo que el seguro NO es obligatorio. Otro punto más a favor de la bici eléctrica. Si estás pensando en coger una moto para ir al centro de la ciudad y al trabajo, no vas a poder pasar de 30 por hora, vas a tener que pagar seguro y además sale más cara que una bici eléctrica.

Y en temas de licencia y carnets, tampoco hace falta una licencia para conducir bicicletas eléctricas, como sí sería el caso de un ciclomotor por pequeño que fuese. Aunque sí es imprescindible conocer el código de circulación para evitar sustos mayores.

Y si hablamos del impuesto de circulación, sumamos un punto más en favor de la bici puesto que no hay que pagarlo como sí sucede con motos o coches.

En definitiva, a nivel jurídico legal no hay ningún motivo por el cual un coche o moto tengan una victoria frente a las bicis eléctricas. Y además si lo comparamos con una plegable, te ahorras el pensar que te la van a robar si la dejas candada porque te la puedes llevar allí donde vayas.

Tipos de baterías de la bicicleta eléctrica y autonomía

Como en cualquier vehículo eléctrico, las baterías son muy importantes a la hora de escoger un modelo u otro. Para empezar, habría que ver si lo que buscamos es una bici con baterías extraíbles o que vayan integradas en la misma. La principal ventaja de las extraíbles es que podemos llevarlas con nosotros si aparcamos la bici en la calle y recargarlas allá donde vayamos. Y si preferimos que vayan integradas dentro del marco de la bici, a nivel estético queda menos cantoso y más estético, pareciendo más una bicicleta tradicional sin batería. Prácticamente no existe diferencia de una u otra a nivel de uso, más allá del peso y selector de asistencia que deseemos aplicar.

Y a la hora de decidirnos, va a ser clave prestar atención a los ciclos de recarga que permite la batería y la facilidad para sustituirla en un futuro debido a rotura o desgaste. Sobre todo si estamos pensando en hacer muchos kilómetros con la bici, como sería si la vamos a utilizar para ir a diario al trabajo. Por lo tanto, en ese caso cuantos más ciclos de recarga tenga, el aguante va a ser mayor.

Y no hay que olvidar que si nos quedamos sin batería seguimos teniendo una bicicleta que funciona con tan solo pedalear. Costará un poquito más sobre todo si estamos ya acostumbrados a usar una eléctrica, pero si por un casual nos quedamos “tirados” por la batería, nuestras piernas nos ayudarán a seguir adelante.

¿Qué bicicleta eléctrica debería elegir?

Tras haber entendido los porqués del auge de las bicis eléctricas y el porqué una plegable es la mejor opción si estás interesado en ahorrar espacio, seguramente tengas la duda de cómo encontrar el modelo que se adecúe a tus necesidades y te ofrezca las mejores prestaciones en relación calidad/precio.

Dentro del mercado hay muchos modelos y muchos precios y puede parecer caótico el momento de elegir. Hay desde los modelos chinos más baratos, hasta auténticas obras de arte que cuestan incluso más que un coche. Pero… ¿cuál es la opción media que cumple con las mejores prestaciones y además ofrece un precio competitivo?

El modelo EELO 1885 DISC PRO, además de su bonita estética y sus grandes cualidades a un gran precio, es el modelo de bicicleta eléctrica plegable que ofrece 3 años de garantía del fabricante de kilometraje ilimitado.

Está disponible en dos colores. Un limpio blanco que brillará en los días soleados y un negro más discreto perfecto para no llamar la atención y pasar desapercibido con u bici eléctrica.

Cuenta con 3 tipos distintos de asistencia al pedaleo, no llega a pesar 17kg y plegada ocupa 68 cm de largo, 58 cm de alto y 32 cm de ancho. Es decir, muy muy poco para un medio de transporte que puede ser tu fiel compañero de viajes diarios.

Te invitamos a que eches un vistazo en el link del producto y veas por ti mismo todas sus prestaciones.